Blokes
(Bilz, Pap y Kem Piña, 1988)

with Sin Comentarios
Caja de Blokes de Bilz, Pap y Kem Piña (1988)

En los ochenta, el mercado de los juegos de bloque en Chile, estaba dominado principalmente por los españoles Tente, los daneses Lego (que aún no gozaba de la mega fama de estos días); y en menor medida, por los japoneses Kawada.

Al no venderse en supermercados como hoy en día, sólo eran conseguibles en jugueterías especializadas, lo que ciertamente, los hacía algo más difícil de conseguir.

Recuerdo que en mi infancia, tuve la fortuna de comprar algunos Tente en la desaparecida tienda Peluche de Valparaíso (Av. Pedro Montt esquina Rodríguez), un verdadero paraíso ochentero de juguetes y, en donde, aún visualizo en su vitrina ese deseable Megatron G1 a “sólo” $10.000 en 1987.

Naves espaciales, robots caminantes, barcos que se podían combinar en uno más grande, y un sin número de posibilidades, eran las que el mundo de los bloques te abría.

Paralelamente, los japoneses de Kawada tenían una línea de armables principalmente del espacio, llamada New Adventure Series y en donde, seis naves más tres estaciones, conformaban un verdadero sueño para los amantes de los bloques.

Una vecina del Cerro Barón de Valparaíso matuteaba y vendía estos juguetes en el barrio. Una emprendedora que nos permitió a mí y a mi hermana, adentrarnos en este mundo de los bloques a un precio, más que accesible respecto a la excelente calidad de las piezas.

Parte posterior de la caja del Heli Fighter de Kawada que compré a una vecina en 1984.

Posteriormente Lego llegó al mercado y se convirtió en una tercera alternativa, que fue la que finalmente triunfó a nivel mundial. Sin embargo, aún era terreno fértil para aprovecharlo mediante una atractiva promoción que trajera de vuelta, el mundo de los bloques a nuestras estanterías de niños.

“Y ahora sí que se armó con Blokes”

Bilz, Pap y Kem Piña arremetieron ese lejano 1988 con una promoción que nos sedujo de inmediato. Se trataba de los “Blokes”, piezas acoplables con las cuales podías armar lo que quisieses.

Cada cajita contenía 15 piezas, con las que en realidad, era bien poco lo que podías hacer. Para poder hacer construcciones más complejas, por lo menos debías canjear un par de sets que te permitieran, al menos, construir algunas de las sugerencias propuestas en el lomo de la caja.

¿Cómo se canjeaban? Simple: cuatro tapitas marcadas + $ 120 ($ 815 a marzo de 2019). Un precio bastante razonable para un juguete ciertamente duradero y que, en una buena medida, estimulaba mucho tu imaginación.

Tapita marcada Blokes.

Las tapitas tenían un brandeado completo de la promoción, muy al estilo de la promoción Entra en Acción con G.I.JOE (1987). Al parecer, era una usanza bastante común en esta línea de bebidas, que hasta los noventa actuaba como bloque. Posteriormente, Kem Piña se separaría, apuntando a un bloque más juvenil.

Personal e inéditamente, las dos cajas que tuve las canjeé en el kiosko de mi colegio, donde nunca antes, vi que fuese un punto de canje de alguna otra promoción. De éstas, una la conservo y la puedes ver en la foto que acompaña esta nota, y la otra, la vendí a un coleccionista amigo.

Respecto de las piezas, éstas son una réplica muy similar de las japonesas Kawada. Esto se nota particularmente, en la pieza que actúa como soporte para las ruedas, que posee dos axis acanaladas que le atraviesan (es la verde de la foto).

Sin embargo, toman el sistema de acople de Lego, el que puedes ver en los cilindros que posee cada pieza en su parte anterior.

El Comercial

La televisión fue fundamental en la difusión de esta promoción. Con un spot lúdico muy en la línea de las bebidas de fantasía de CCU, se nos presenta a una legión de niños armando una casa compuesta por los flamantes blokes que ahora, podían ser tuyos.

También es posible ver algunos helicópteros, camiones y otras creaciones que, al menos, te valdrían varias cajas por canjear.

Te invito a ver el metraje, a continuación:

¿Cuántos Blokes alcanzaste a tener? ¿Cuáles fueron tus creaciones favoritas? ¡Cuéntame en los comentarios!

Opina con nosotros

Comentarios