Los Yupiboys (Yupi, 1990)

with Sin Comentarios

Iniciábamos la década de los noventa y aún nos recuperábamos de grandes momentos como el álbum Galería del Terror, los gran Zombie Pops, los Superautos de Copec y el mundial de Italia estaba a la vuelta de la esquina, lo que aseguraba un buen año en cuanto a promociones mundialeras.

Mientras Coca Cola ya anunciaba su álbum oficial de la competencia Fifa, desplazando a Salo en su edición. En tanto, los jugos en polvo Yupi nos presentaba una propuesta totalmente diferente: los Yupiboys.

Básicamente, lo que hizo la marca fue crear personajes de carne y hueso, personificado por niños en lugar de la utilización de animaciones o personajes como los realizados por los jugos Kapo, y que por cierto, volvieron este 2018 tras algunos años de inactividad.

¿Qué eran los Yupiboys?

Se trataba de una agrupación de niños con ciertas características especiales, como por ejemplo, ser destacados en ciencias, deportes, populares entre sus pares, e incluso, simplemente buenos para comer. Ellos se presentaban como chicos muy peculiares y fanáticos de los jugos Yupi.

Si bien en un comienzo no se trató de una promoción manifiesta en sí, la estrategia fue presentarnos a los niños-personajes sin mediar interacción del público. Con esto me refiero a canjes, envío de cartas, o cualquier otro medio de obtener algún artículo anunciado.

En una primera etapa (1990), se nos presentaron los siguientes Yupiboys:

  1. Pipe Skate: seco para el skate y para el cachipún.
  2. Tongua Grosso: El gordito simpático y popular. Fanático de los Yupi-diet.
  3. El Tololo: Niño-astrónomo fanático del telescopio y que sueña con visitar Marte.
  4. Oscar: Fanático del cine y de las películas. Se pasa películas con la Loly Lolein.
  5. Mateo Mático: Niño de rasgos orientales bueno para las matemáticas. Fanático del Yupi guinda.
  6. Loly Lolein: Fanática del Yupi Guayaba. Conoce todas las movidas y es la niña popular del grupo.
  7. Sin información
  8. Sin información
  9. Sin información

El comercial inicia diciendo “la década más Yupi que se haya inventado”, y estaba acompañado de la inconfundible melodía de los Ghostbusters, la cual fue adaptada y en lugar de recitar “Ghostbusters”, versa “Los Yupiboys”. Desconozco si la marca pagó los derechos o simplemente aprovechó la inocencia de una década que se iniciaba con eventos tan importantes como el fin de la Guerra Fría.

Me atrevo a decir que el tema de Ray Parker Jr. fue elegido tras haber resurgido por la emisión de la serie animada “Los Verdaderos Cazafantasmas” (The Real Ghostbusters), que puso nuevamente a los atrapa espectros en la palestra luego de su débil secuela de 1987. Al momento de su lanzamiento, la serie era emitida por Televisión Nacional de Chile.

Una vez que conocimos a los entrañables Yupiboys, había llegado la hora de vestir y usar los artículos que nos presentaban en los tres spots publicitarios que se realizaron en esta primera fase. En ellos, siempre vimos a los nueve niños caminando al ritmo de la melodía señalada con sus características chaquetas y su distintivo logo.

De estos tres comerciales, podrás revisar dos en la lista de reproducción que acompaña esta nota.

Segunda parte de la promoción

Ahora teníamos varias opciones para poder obtener algunos de los artículos de los Yupiboys. Algunos de los premios canjeables, enviando un sobre con cinco envases vacíos de jugos Yupi a un clasificador de correos; eran:

  • El skate de Pipe Skate
  • La cámara filmadora de Óscar
  • El personal stereo de Loly Lolein
  • Una mountainbike
  • La casaca oficial de los Yupiboys

Posteriormente, y ya en 1992, se sumaron nuevos premios dentro de los que destacaba un Delta Kit (especie de cometa), fabricado en tela aeronaútica y fibra de vidrio.

Esta debe ser de las promociones más extensas de las que he reseñado en este sitio. Dos años de trabajo, realización de spots publicitarios y entrega de premios no son menor; y escapa al estándar de la época. No tengo memoria de otra promoción que durase tanto tiempo.

Como detalle, se puede apreciar cómo los niños van cambiando entre los primeros comerciales de 1990 y los últimos de 1992.

Los Yupiboys y su servidor

Como buen participante de las promociones ochenteras y noventeras, la de los Yupiboys no fue la excepción. En un contexto en donde las bebidas gaseosas era un verdadero “lujo”, el mercado de los jugos en polvo era un campo de bravos enfrentamientos publicitarios.

Marcas como Caricia, Sip-Sup, Flavoraid, Ambrosoli, Aurora y Yupi se disputaban el segmento más popular de estos productos. Zuko, Tang y posteriormente, Hickory Hill, se medían en otro segmento de mercado.

Con toda mi esperanza, envié mis cinco envases de Yupi al clasificador señalado. Recuerdo que mi interés era ganar la casaca oficial de los Yupiboys. Mi esperanza se fue a las nubes cuando recibí una carta en donde se me agradecía mi participación y, como consuelo, me enviaban un autoadhesivo con el logo de la agrupación. Fue un lindo gesto, y que aún conservo.

Posteriormente, y tras enviar otra misiva, recibí otro sobre, pero esta vez contenía un horario autoadhesivo y una regla plástica (la que usé en el colegio y perdí). Tanto el horario como la carta, las conservo y te las comparto a continuación.

Horario y logotipo autoadhesivo llegado a mi casa de Valparaíso por correo. A la derecha, las cartas de agradecimiento por mi participación.

Recuerdo que esta promoción caló profundo en nuestras memorias, pese a su longitud y con el potencial peligro de caer en el olvido por este hecho; y en nuestro grupo de amigos usábamos muchos de los nombres para molestarnos entre sí.

Lo clásico era llamar al gordo del grupo y llamarle “Tongua Grosso” y al capo para el colegio, “Mateo Mático”.

Sin duda, una linda época, llena de recuerdos y buenos momentos bebiendo Yupi, quizás no muy sabroso, pero que sí servía para pasar esa inagotable sed veraniega.

Opina con nosotros

Comentarios