fbpx

5 refrescos de los 80 que ya no existen

with Sin Comentarios
sip sup

Desde jugos en caja, bolsa, en polvo o gaseosas; los ochentas nos dejaron un legado indiscutible de bebestibles que hoy recordamos con nostalgia, y en algunos casos, con el férreo deseo de que vuelvan alguna vez. Te invito a un nuevo viaje nostálgico.

Los ochentas es y será una fuente de inspiración eterna para los amantes de lo retro. Su reconocible estética futurista y new wave, nos legaron excelentes obras audiovisuales que hasta hoy son verdaderas piezas de culto, y que, en cierta medida, dieron pie a una época abierta a la experimentación, lo que por supuesto, se reflejaría en los productos de consumo masivo.

Durante nuestra infancia, fueron numerosos los refrescos que bebimos para saciar nuestra sed en esas acaloradas tardes de verano, llenas de juegos, pichangas con los amigos del barrio y playa.

Pero en invierno, beber algo más corpulento como una buena leche o un yogurt líquido, también eran una alternativa para esos días más fríos. Hoy te invito a recordar 5 refrescos de los 80s que ya no existen.

¡COMENCEMOS A RECORDAR ESOS REFRESCOS DE LOS 80 QUE YA NO EXISTEN!

  1. Free: Creo no necesita mayor presentación. Se trató de una bebida cola lanzada por la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU) en Chile en febrero de 1986. Su creación se debió a que la compañía perdió la licencia para producir y distribuir Pepsi en Chile, lo que pudo realizar hasta el 31 de diciembre de 1985.

    Orientada a un público juvenil, Free fue la punta de lanza para introducir a este segmento en el mundo de las gaseosas y generarle espacios de participación a través de los recordados Free Concerts, o recitales en vivo, principalmente de agrupaciones de rock latino chileno y argentino.

    En una época en donde no era posible disfrutar de conciertos masivos, a excepción del Festival de Viña; Free Concert puso en suelo chileno a grupos como Soda Stereo, GIT, Charly García y Virus, entre otros.

    Hacia 1989, fue lanzada su versión Diet de bajas calorías, dirigida al segmento femenino. Finalmente, la bebida fue retirada del mercado en 1994, año en que CCU recuperaría la licencia de Pepsi, tras comprar Buenos Aires Embotelladora (BAESA), dueña hasta ese momento, de la licencia de Pepsi en Chile.

    ¿Qué recuerdos tienes de su sabor?

2. Yoghi Drink: En 1984 Yogu Yogu de Loncoleche se posiciona como líder en el mercado de los yogures líquidos, abriendo un nicho que posteriormente ocuparían Bliss de Nestlé, Yogu Up de Lonco Leche y Smack de Soprole.

La lechera no podía quedarse de brazos cruzados ante la arremetida de su competencia. Es así como hacia inicios de ese año, lanzarían una bebida láctea con una interesante propuesta gráfica y estética. Yoghi Drink apostó por lo futurista y nos presentaba una serie de diseños semi pixelados que a través de avisos tipo cómic, nos relataban las aventuras de unos héroes espaciales.

Posteriormente, y hacia 1986, la marca da un giro en su propuesta estética y opta por enfocarse en lo deportivo, tal como su competencia Yogu Yogu, quién en 1984 lanzara una serie de tarjetas de las olimpíadas de Los Ángeles.

¿Qué te parecía su propuesta estética original?

3. Sip Sup: Uno de los refrescos más recordados de los ochentas. Este jugo en polvo de manufactura nacional, tenía como protagonistas a una serie de niños caricaturizados muy en la onda de Peanuts (Charlie Brown y sus amigos).

Su nombre proviene del anglicismo sup, que se refiere a un sorbo pequeño. Si bien su sabor era el promedio al del resto de los jugos en polvos de gama barata, fueron sus personajes los que llevaron a este brebaje al estatus de culto. El poder del marketing.

Tal fue su popularidad, que en 1985 incluso, se atrevieron a saltar al mundo de las promociones, y en donde nos regalaban moldes de helados para que hiciésemos nuestras propias paletas … con jugos Sip Sup, por supuesto. Lamentablemente, desapareció entre gallos y medianoche hacia 1987.

¿Recuerdas cómo era su sabor?

4. Bliss: En 1987, se iniciaba la guerra de los yogures líquidos pero enfocados a un público juvenil. Playa, balnearios, piscinas, o fogatas fueron escenario de los múltiples comerciales que nos mostraban a grupos de jóvenes disfrutando de buenos momentos, aderezados por su brebaje lácteo.

Bliss de Nestlé fue el primero de su tipo, al menos, en su formato. Lanzado como una bebida refrescante asociada a la libertad de la juventud, fue la primera bebida láctea que reemplazó el tetrapack por una botella plástica con tapa de aluminio.

Creo que el jingle “Agita tu vida, agita Bliss, cambia tu forma de vivir” lo tuvimos pegado por muchos años. A mis ojos, un acierto y una valiosa muestra de la importancia de un buen jingle publicitario. Este producto pasó la valla de los ochentas para incluso comercializarse hasta hace mu pocos años.

En el camino, tuvo competidores directos como Smack! de Soprole, cuyo formato de presentación era prácticamente idéntico. En tanto, Lonco Leche se la jugó con Yogu Up, el que nos lleva al número 5 de este conteo.

5. Yogu-Up: En lugar de optar por un formato de botella, Lonco Leche se la jugó por la tradicional caja de tetrapack para presentarnos una bebida láctea con frutas naturales, cuyo target eran los jóvenes de fines de los ochentas.

Hacia 1988, esta bebida alcanzó una tremenda popularidad debido principalmente a sus comerciales, que nos presentaban una pegajosa balada, y que fueron protagonizada por una modelo argentina, que incluso llegó a ser entrevistada por TV Grama.

Fueron varios los metrajes que vimos por televisión, pero como buen porteño, no puedo dejar de mencionarte el filmado en mi cerro, el Barón; y en donde se puede ver su ascensor y partes del mirador. Tambiñen se aprecia el pasaje Gálvez del Cerro Concepción, y el tradicional muelle Prat.

Y hacia el año siguiente, y en un intento por bajar la edad promedio del público objetivo; Lonco Leche reclutó nada menos que a Pablo Ruiz para realizar un comercial tras el lanzamiento de su single Océano, en el que vemos al cantante tomando un Yogu Up con una fan que es sacada por los guardias mientras ensaya para la grabación de un videoclip.

BONUS TRACK

Si has llegado hasta aquí, considérate un ochentero de corazón. Además, si verdaderamente degustaste estas bebidas clásicas sabrás de que el lanzamiento de nuevos productos, era pan de cada día.

Sin embargo, existió un jugo en polvo de efímera existencia, pero que contradictoriamente, muchos recuerdan principalmente, por lo extraña de su propuesta.

6. Blakie: Uno de los experimentos más extraños en cuanto a la innovación en materia de jugos. Lanzado hacia fines de 1986, Blakie fue un jugo en polvo cuya finalidad no era emular a los sabores clásicos como naranja, frutilla o piña; sino que buscó ser un sucedáneo de nada menos que de una bebida cola.

¿Una bebida cola en polvo? Así es. Por extraño que hoy parezca, Blakie fue un jugo en polvo que al disolverlo, teñia el agua de un poco amistoso color negro (de ahí su nombre), para ofrecernos una versión barata de un refresco cola.

Incluso, su sobre era de color rojo con líneas plateadas, simulando tener similitud con los colores de Coca Cola.

Muy recordado es su comercial, en donde podíamos ver a un hombre sediento arrastrándose por la arena gimiendo “Blakie, blakie“, el cual luego de llegar a un puesto de ventas, recibe un vaso del ¿refrescante? jugo de manos de una promotora, y mostrándonos que en realidad estaba en una playa y no en un desierto.

¿Lo recuerdas? Bueno, si lo habías borrado de tu memoria, te lo traigo para que disfrutes de esta verdadera joya de culto.

¿Qué te pareció este conteo? ¿cuál más agregarías a la lista? ¡Déjame tu opinión en los comentarios!

Mira más contenido nostálgico aquí

Opina con nosotros

Comentarios