fbpx

Álbum Pintalamitrón Transformers
(Esso, 1986)

with Sin Comentarios
Álbum Pintalamitrón de Esso de mi colección personal (1986)

Cuando el segundo trimestre de 1986, Televisión Nacional de Chile estrenó los Transformers durante la emisión dominical de Cachureos, debo confesar que prácticamente no los pesqué.

Esto, principalmente porque seguía el Mundo del Profesor Rossa en el “canal 8” (UC-TV en Valparaíso durante los 80 y 90); y verdaderamente, Marcelo y su tropa de amigos no me parecían muy atractivos. Esa era la época de “los Guatones”, y en donde no había personajes disfrazados en el show infantil.

Sin embargo, hubo un domingo que marcaría un punto de quiebre en esta historia. Al sintonizar el canal 12 y ver a los “Transformadores” (como se les promocionó en la época), fue un flechazo instantáneo al corazón mecha que cada niño llevamos dentro.

La historia de unos robots provenientes de un planeta metálico me pareció genial. La eterna pugna entre el bien y el mal, representado por el transformers que sería mi favorito (Megatron), me enganchó para siempre. Debo reconocerte que nunca me gustó Optimus Prime ni los Autobots. Internamente, siempre deseaba que los triunfadores de cada capítulo fueran los villanos.

Promociones, álbumes, revistas, juguetes … el mundo se transforma.

Para ese entonces, el mundo de la publicidad ya se había rendido ante el fenómeno. La importadora Abramowicz nos bombardeaba con sus atractivos comerciales de juguetes, haciéndonos desear esos robots como nunca antes quisimos un juguete.

Comercial de juguetes Abramowicz directamente desde mi canal de YouTube 🙂

Paralelamente, la editora Publigrama lanzaba su revista (de la cual hablaré en una reseña futura), quién en conjunto con Multitiendas DIN, nos ofrecía la posibilidad de ganar un transformers original a través de la publicación de un número, que debía coincidir con el de una de las tres tarjetas de regalo que traía la revista.

Ediálbum, una nóvel editora que prácticamente “secuestró” todas las licencias de Hasbro de los ochenta, lanzó un álbum que fue un bombazo y que hoy, es una suerte de Santo Grial de los coleccionistas de la serie. A este, también me referiré en una publicación futura.

Pintalamitrón, para pintar y coleccionar.

Es así como llegamos al cuarto trimestre de 1986, cuando la petrolera Esso hace eco del éxito de la serie y se lanza con una promoción, que en estricto rigor, competía directamente con “La Gran Recompensa Copec” de sus rivales, y que nada tenía que ver con el mundo de los Transformers.

Esso no se caracterizaba por este tipo de promociones, pero el éxito de la pandilla de Mr. Kill y sus secuaces fue tal, que debieron verse presionados a hacer algo. ¡Y qué mejor que hacerlo con la sensación del momento!

Poster canjeable del álbum Pintalamitrón de Esso (1986)

Es entonces cuando lanzan, el a estas alturas mítico, album Pintalamitrón de los Transformers. Se trataba de un clásico álbum de cromos, 20 en específico, pero que además contaba con la particularidad de ser un libro para colorear (de ahí su nombre); así como de incluir juegos como sopas de letras, laberintos, unión de puntos, entre otros.

“Transfórmate en ganador” rezaba su portada. Y claro, pues había más de 100 mil premios disponibles, entre los que figuraban juguetes, posters, poleras, inflables, vale otro sobre, y artículos vinculados a la serie.

Cupones sumergibles del álbum Pintalamitrón de Esso (1986).

El álbum se canjeaba por un consumo mínimo de $1.000 de combustible ($ 8.500 a febrero de 2019), el que podía ser solicitado hasta el 7 de noviembre de 1986. Esa misma suma, te daba derecho a un sobre de la promoción con dos láminas a pegar y un cupón sumergible en agua.

Este cupón, te permitía, al igual que en la promoción de los Calzados Transformers de Bata, optar a diversos premios.

Sobre del álbum Pintalamitrón, cortesía del coleccionista Jorge Petricic.

El álbum estaba impreso en papel roneo, por lo que pintar con plumones (rotuladores) las imágenes, no era una buena idea. He visto varios álbumes cuyos colores se han traspasado a la hoja contraria. Una lástima.

Sin embargo, las láminas nos presentan distintas situaciones: batallas, reparaciones de robots, naves, entre otras. Desconozco quién fue el ilustrador de las imágenes, pero tiendo a creer que fue un trabajo de carácter amateur, pues en muchos casos no se respetan los colores originales de los personajes.

Puedes ver la totalidad del álbum en las siguientes imágenes:

Optimus Prime y Megatron son los únicos personajes que poseen dos láminas en dos páginas diferentes. El resto de los cromos, varía según la importancia de cada robot.

Una promoción muy interesante, de la cual hubo muchos sorteos durante su desarrollo, y cuyos ganadores eran regularmente anunciados en la prensa (diarios principalmente). Sin duda, sería interesante en este tiempo, conocer los premio “alternativos” que se otorgaron, para conocer si poseían el brandeado Transformers.

Publicidad de la promoción en la revista Transformers de Editorial Publigrama (1986).

Personalmente, este álbum me lo regaló un amigo del barrio, cuyo primo trabajaba vinculado a las estaciones Esso. Ninguno de los dos tuvo automóvil en la infancia, por lo que acceder a los sobres, era un poco más complicado.

Pese a que estaba completo, contenía el cupón para el gran sorteo final, por lo que asumo que no pudo optar a esos premios.

Hace un tiempo, realicé unas réplicas exacta de las láminas, para que puedas llenar tu álbum incompleto. Si deseas más información, sólo escríbeme a contacto@frognum.cl

¿Fuiste alguno de los afortunados ganadores de esta promoción? ¿Conservas algunos de los premios?
¡Compártenos tu experiencia en los comentarios!

Opina con nosotros

Comentarios