fbpx

Ghostbusters
(Coca Cola, 1984)

with Sin Comentarios
Set de 10 autoadhesivos de la promoción Cazafantasmas Coca Cola de 1984.

Corría 1984 y el día 10 de diciembre se estrenaba la película que marcaría un antes y después en las comedias fantásticas: Ghostbusters, o Cazafantasmas, como la conocimos en Latinoamérica.

La temporada navideña de ese año, contó con una avalancha de merchandising relativo a los cuatro atrapadores de fantasmas, siendo la más popular, por lejos, la polera con el clásico logo de la agrupación; y cuyo fantasma, se llama Rowan.

Coca Cola no quiso quedarse abajo de esta vorágine, y tras el estreno de la película en Estados Unidos el 8 de junio de 1984, sus filiales a nivel mundial activaron engranajes y lanzaron distintas promociones globalmente.

Chile no fue la excepción, y tuvimos una de las promociones más recordadas entre los nostálgicos y coleccionistas. ¿Quién no pegó uno de esos autoadhesivos cuadrados en la bicicleta o en el respaldo de su cama?

Publicidad impresa de la promoción.

La onda Cazafantasmas se esparcía como la espuma, y muchos anhelábamos los premios que se anunciaban, tanto en televisión como en la prensa escrita. Recuerdo haber visto la película en el Cine Colón de calle Pedro Montt de Valparaíso, el que cerraría sus puertas después del terremoto del 3 de marzo de 1985. Supongo que esta fue una de las últimas películas en proyectar.

Recuerdo, que a la salida del cine, algunos niños se habían hecho pipí del susto, sobre todo por la escena inicial de la bibliotecaria.

La promoción de los Cazafantasmas

Como era habitual en las promociones de bebidas, las tapitas marcadas eran el medio por el cual obtener los premios ofrecidos. En este caso particular, tenías la posibilidad de acceder a una variedad amplia de premios, algunos excelentes, como la banda sonora de la película.

Tapita marcada para canjear un autoadhesivo.

La modalidad era destapar una bebida y encontrar una tapita marcada con el premio a canjear. Estos podían ser:

AutoadhesivoEran 10 diseños diferentes de 6 x 6 cms.
(aunque en el aviso se señala que son 6)
Chapita (Botones)Un pin para colocar en la mochila o polera.
VasoEl clásico vaso que se replicaría en la promoción de México 86.
Este es más pequeño y tenía el logo por un lado, y el logo Coca Cola junto a Rowan por el otro.
 PoleraBlanca, roja, negra o amarilla. Ambas eran fluorescentes.
Nunca vi una original. En ese tiempo se les llamaba “fosforescentes”.
Banda sonora de la películaCassette con la banda sonora de la película.
Brandeado por Coca Cola.
PosterImpreso en couché de 73 x 54 cms.
Tenía el mismo diseño de la carátula del cassette.
Vaso de la promoción. Por un lado tiene el logo oficial de la película. Por el otro, el logo Coca Cola junto Rowan.

Recuerdo haber comprado mi polera Cazafantasmas en la calle, al igual que mi hermana y mis dos primos. La había de todos los diseños y colores, con el logo en proporción y en ocasiones, deforme. Con muchas leyendas diferentes, y por supuesto, con una calidad propia de los pirateo de los 80, en donde no existía la precisión de las falsificaciones de estos tiempos.

Polera pirata comprada en diciembre de 1984, que daba cuenta de la fiebre del momento. Aún vive, a duras penas.
A la izquierda: Poster original de 1984. A la derecha: réplica.

Durante la vida de la promoción, que entiendo, se extendió entre 1984 y el verano de 1985 (pues recuerdo estar veraneando en la casa de mis primos y canjeando autoadhesivos), sólo obtuve este premio. Nunca conocí alguien que hubiese ganado un vaso, una polera, un poster o un cassette.

Mi primo Rodrigo, sin embargo, tuvo la suerte de hacerse con una chapita, la que pude conseguir, 35 años después para mi colección.

Chapita Cazafantasmas Coca Cola. Impecable pese a tener 34 años.

Imagino que para un niño-adolescente, canjear el poster de la película de moda y colgarlo en su pieza, debe haber sido una sensación invaluable. Hoy, es un excelente artículo vintage, como muchos de los posters de la época, de los cuales, algunos podrás ir viendo en el desarrollo de este sitio web.

Sobre la banda sonora, me llama particularmente la atención de que su formato de distribución sólo haya sido cassette, dejando el vinilo y el CD de lado. Bueno, la razón no es muy difícil de entender, pues la fragilidad de los primeros (aunque revistas como VEA o Érase Una Vez el Hombre distribuían algunos fabricados en plástico); y la poca propagación de los segundos en el mercado nacional (recién habían comenzado a ser comercializados en 1981), sindicaron al cassette como candidato ideal para la distribución.

Si bien poseo la banda sonora original en cassette, nunca he podido compararla con la versionada por Coca Cola. Desconozco si contendrá algún material extra, como el audio del comercial televisado, por ejemplo.

Foto de muy mala calidad del cassette de la promoción. Si tienes una en mejor calidad, ¡no dudes en enviármela! 🙂

Los autoadhesivos, promocionados como seis diseños distintos en la publicidad impresa, son en realidad 10 modelos diferentes (5 logos con leyenda y 5 figuras relativas a la película):

¡CUIDADO! Soy un cazador de fantasmas.Logo Ghostbusters + leyenda. Fondo negro.
Propiedad Protegida por los Cazafantasmas (Ghostbusters)Logo Ghostbusters + leyenda. Fondo negro.
A mi no me asustan los fantasmas. Ghostbusters.Logo Ghostbusters + leyenda. Fondo negro.
¡Alerta! Zona de Cazafantasmas.Logo Ghostbusters + leyenda. Fondo blanco.
¡No entrar! Cazafantamas trabajando.Logo Ghostbusters + leyenda. Fondo blanco.
Stay Puft (Hombre de malvavisco)Fondo blanco.
Ecto 1Fondo blanco.
Slimer (Pegajoso)Fondo blanco.
Espectro fantasmalFondo blanco.
Gatekeeper (cancerbero o perro)Fondo blanco.

Años más tarde, y al igual que en otras promociones nacionales, descubriría que los diseños son provenientes de Estados Unidos. En este caso, éstos se distribuían en una lámina troquelada, y en donde, el logo sólo aparecía una vez. También se sumaba una tapita, una botella y un vaso del refresco.

Versiones gringas de los autoadhesivos de la promoción.

El comercial de TV

¡Y no podía faltar el enganchador comercial de televisión! Claro, aprovechando la pegajosa melodía compuesta por Ray Parker Jr. para la película, Coca Cola la adaptó y nos trajo un comercial que se asemeja en estética a ese Nueva York presentado en los 35 mm.

Además, contiene la animación de Rowan junto al logo de Coca Cola, dándole un espíritu más jovial a la publicidad.

Curiosidades

  • De los diez autoadhesivos, el único que tiene el logo de Coca Cola con un borde blanco es el “A mí no me asustan los fantasmas, Ghostbusters”. El resto, no tiene borde.
  • El poster tiene un error en el logo de Coca Cola con Rowan (la mano derecha del fantasma está por detrás del logo). El vaso y la carátula del cassette contienen el correcto.
  • En el aviso impreso de anuncian 6 diseños diferentes de autoadhesivos. En realidad, son 10 distintos.
  • En la publicidad de la televisión, se aprecia un autoadhesivo “Espectro” troquelado pegado en una ventana. Quizás en una primera instancia los diseños serían como los gringos.
  • Para la secuela de la película (1989), no hubo promociones asociadas. Ésta no fue muy bien recibida por la crítica.

¿Quieres comprar alguna película de los Ghostbusters?

Opina con nosotros

Comentarios