fbpx

“Grrr … ¡hasta cuándo con Ruiz!”

with Sin Comentarios

Corría 1989 y la fiebre por el cantante trasandino Pablo Ruiz (llamado “Pablito” por los medios de la época) estaba en su punto más alto. Nuestro grupo de amigos, dentro de los cuales mi hermana y mi primo Rodrigo consumían la revista “TV Grama”, estaba harto de esta verdadera “pandemia” por el pseudo ídolo juvenil.

Para rematarla, semana a semana, dicha publicación anunciaba por televisión con el pecho inflado que esta vez traería un “poster doble”, una foto “autografiada”, “un concurso para tomar té con Ruiz” y un sinnúmero de payasadas que como lectores de la revista, no estábamos dispuestos a tolerar. Sólo había un camino a seguir: Mandar una carta a TV Grama denunciando el excesivo favoritismo con Ruiz en desmedro de otros artistas más interesantes.

Rodrigo fue el secretario. Los tres, junto a mi hermana Paola comenzamos a redactar lo que se transformaría no sólo en una anécdota para nosotros, sino para toda la “pandilla”.

Realmente, las posibilidades de ser publicados eran remotas, considerando el número de cartas que una revista tan popular como esa (por lo menos en aquellos años) pueda recibir.

Comenzamos a redactar viendo el Festival de Viña … inspirados por la ira que nos producía saber que el mentado artista pisaría aquel escenario en algunos días más. Comenzamos con las felicitaciones, pues de otra forma nica seríamos publicados, luego de la formalidad al grano.

  • “Pongámosle que somos un grupo de jóvenes”, decía el Rodrigo.
  • “Ya, así cachan que somos hartos los que compramos la revista y estamos disgustados”, opinaba Paola.

Continuamos la redacción, exponiendo claramente lo que nos tenía atorados, deseosos de quemar toda la sarta de posters y fotos de este individuo, que con sus canciones mamonas como “Oh mamá ella me ha besado”, no hacía más que pololear con nuestra rabia de infantes.

  • “Pero hay que ponerle una frase fuerte”, decía la Paola.
  • “Sí, es verdad”, respondía Rodrigo.
  • “Ya sé”, dije … “Grrrr …. ¡¡¡Hasta cuando con Ruiz!!!!”, exclamé histriónicamente.

Acto seguido, estallamos en cómplices risas como augurando el éxito de un plan bien concebido. Era la hora de firmar el remitente y sellar nuestro acto de manera altiva y gloriosa.

  • “Marisol, Ximena, Rodrigo, Checoso, Juana, Jaime, Oscar, Fernandom, entre otros, y su presidente Nolberto …. el “Fans Club Anti-Ruiz”, sentenciamos al unísono.

Además, adjuntamos nuestras direcciones (Quilpué y Valparaíso) para otorgarnos mayor credibilidad y parecer un grupo relativamente organizado, todo por supuesto, sin base alguna. Sellamos el sobre y al otro día lo enviamos por correos.

La sorpresa

Luego de una semana, con mi hermana nos encontrábamos en la calle junto al resto de los chicos. Mi primo Rodrigo se había vuelto a su casa en Quilpué y la “anécdota” ya era conocida por todos los cabros del barrio. Todos reían y jamás creyeron que nos tomarían en serio … hasta que un llamado telefónico dijo lo contrario.

  • “¡¡¡Aló, ¿¿¿Paola???!!!”, era Rodrigo, desde Quilpué. Parecía algo agitado.
  • “Sí, ¿qué pasó?”, dijo Paola.
  • “¡¡¡ Publicaron la carta, ja ja ja ja ja!!!”, sentenció mi primo desde su casa, rebosante de orgullo.

Era la edición de la revista TV Grama nº 116, de la Semana del 10 al 16 de febrero de 1989. A partir de ese día, nuestras vidas no serían las misma … por lo menos, durante un par de meses más.

Escaneo de la publicación original de la carta del “Fans Club Anti Ruiz” en la revista TV Grama nº 116, de la semana de 10 al 16 de febrero de 1989.

Continuará …

Opina con nosotros

Comentarios