fbpx

Los Minisavoritos (Savory, 1988-1989)

with Sin Comentarios

¡Los veranos de nuestra infancia! Llenos de recuerdos, juegos, tiempo libre junto a los amigos y primos; y por supuesto, amenizado con infinitos helados.

Entre noviembre y febrero de cada año, las principales marcas de helados de los ochentas, como Savory, Bresler y Chamonix; se lanzaban en la aventura de lanzar sendas promociones para deleitar a los más chicos de la casa. Algunas, de éxito menor, pasaron rápidamente al olvido, pero otras como las que trataremos a continuación, llegaron y se quedaron por siempre con nosotros.

Corría noviembre de 1988, cuando la heladera Savory, ya en manos de la suiza Nestlé; nos presentaba los inolvidables Minisavoritos, colección de 15 helados de plástico en miniatura, que nos traían a los más exitosos del catálogo de la empresa por esos años.

Cada helado, medía 4 cms. de alto y unos 8 mm. de espesor; y cuyos exquisitos detalles de pintura, les otorgaban una riqueza visual, que nunca pudimos olvidar. Todos tenían una cara plana y otra con relieve, según fuese la morfología de cada helado.

El catálogo de Minisavoritos estuvo compuesto por:

  1. Danky Clásico
  2. Danky Nogatongamegalosomanjarchafafrinilofo
  3. Danky Muac
  4. Danky 21
  5. Chocolito
  6. Crocanty
  7. Lolly Pop (Naranja)
  8. Lolly Pop (Piña)
  9. Cremino
  10. Holiday
  11. Rayón
  12. Láser
  13. Paloco
  14. Cola de Tigre
  15. Centella

¿Y cómo se canjeaban estas maravillas? Simplemente con un palito marcado con la palabra “MINIHELADO” + $10 ($70 a diciembre de 2020). Debo consignar que a diferencia de otras promociones, era muy común que te apareciese un palito marcado tras comer tu helado.

minisavoritos savory de 1988
Colección de helados Minisavoritos de 1988. En esta foto falta Láser y Chocolito.

Pero esta “primera patita” de la promoción no sólo consistió en esta hermosa colección de helados. Junto con ellos, podías canjear un flamante Triciclo Heladero, muy comunes en las calles de Chile en la década de los 80, y que hoy han desaparecido por completo.

Este carrito sólo lo canjeabas encontrando la palabra “TRICICLO” en tu palito marcado, y te permitía guardar toda su colección en su interior. En esta primera versión de este triciclo, el niño que lo conduce es el que ves en la primera foto de este artículo, cuyo pelo es colorín, su gorra y pantalones amarillos, y camisa azul.

Personalmente, canjeé muchos de estos helados en el “Beppe Pizza” de Valparaíso, lugar por excelencia para adquirir muchos de estos entretenidos premios ochenteros, principalmente de heladeras como Savory o Bresler.

¿Helados y animales salvajes?

Algo que, sin duda, siempre llamó mi atención fue la serie de comerciales promocionales emitidos por televisión. Protagonizados por un niño, quién en distintas situaciones se le veía como un Safari, un domador de leones, o simplemente como un observador de la fauna silvestre.

En ellos, lo veíamos observando monos, leones, orangutanes, zebras o antílopes, entre otros; y señalando alguna referencia de éstos respecto de los helados. Personalmente, nunca vi la relación de los helados con los animales salvajes.

A continuación, te presento los comerciales de esta primera patita, emitidos entre noviembre y diciembre de 1988. Incluso, a algunos de éstos se les agregaba el promocional correspondiente a la Octava Teletón, realizada el 2 y 3 de diciembre de ese año.

Los metrajes son cortesía del Canal Preto:

Éxito total y Segunda Patita

Tras el arrollador éxito del triciclo y los mini heladitos, Savory no dudó en extender la promoción e incorporar nuevos ítemes para nuestras colecciones.

Este segundo período de la promoción, se extendió entre enero y febrero de 1989, dándonos la posibilidad de canjear tres nuevos productos para sumarlo a nuestro triciclo y helados.

Se trató de un Camión Heladero, una Heladera y un Quitasol. Éstos, eran canjeables sólo con un palito marcado “CAMIÓN”, “HELADERA” y “QUITASOL”, respectivamente. El primero de éstos, hacía referencia a los antiguos camiones heladeros que se estacionaban en plazas, playas o lugares muy concurridos, como el antiguo Mercado Persa de Valparaíso; y en donde las ventanillas traseras actuaban como sala de ventas.

La heladera, correspondía al clásico congelador existente hasta el día de hoy en negocios y comercio minorista. Si bien hoy el brandeado de éstos es azul y con muchos elementos de diseño, en los ochentas, sólo tenían el logo de Savory en su frente y los costados.

Y finalmente, el Quitasol, utilizado en playas de la época y en los almacenes con terrazas para comer helado, tenía la virtud que podías ponerlo tanto en el triciclo y en la heladera, complementándolos perfectamente.

Un detalle importante, es que el triciclo trae las ranuras necesarias para encajarlo, lo que da cuenta de que al momento de salir la promoción, estos nuevos ítemes ya existían en las carpetas de diseño.

Asimismo, el triciclo cambió el diseño de su conductor, el que ahora ya no es colorín sino trigueño. En lugar de usar short, ahora porta jeans, y su ropa carece de estampados como el de 1988.

Acá puedes apreciar tanto la heladera, como el cambio de diseño del triciclista. Réplicas hechas por Daster Customs (Instagram @dastercustom)

Sin duda, fueron muchas tardes de juego en torno a estos sencillos artículos de promoción, pero que te permitían hacer volar tu imaginación con entretenidas historias, en donde; tus otros juguetes actuaban de compradores de helados. ¡Grandioso!

Hoy por hoy, es posible encontrar estos ítemes en internet o en ferias, pero por lo general están en regular estado debido a la fragilidad del plástico en que están construidos. Sin embargo, eventualmente aparecen sets sellados que te permiten tenerlos como en el momento de su lanzamiento.

¡Cuéntame en los comentarios si los tuviste y cómo jugabas con ellos!

Opina con nosotros

Comentarios