fbpx

Los Requetepatitas
(Soprole, 1988)

with Sin Comentarios
requetepatitas de Soprole
Requetepatitas de 20 patitas.

1988 debe ser uno de los años más recordados de la historia reciente de nuestro país. Marcado por la campaña del Sí y el No, la política estuvo mucho más presente en nuestra vida cotidiana que de costumbre.

Pero como era habitual, nuestra niñez nos otorgaba un excelente refugio para no ser presa de las tribulaciones de los adultos. Aquí, las marcas nos daban una excelente ayuda a la hora de echar volar nuestra imaginación.

Corría agosto de ese año, cuando la popular marca de lácteos Soprole a través de sus productos Requete Gurt y Requete Frut, nos encantaría con una promoción, que en teoría, estaba más dirigidos a infantes y niñas por igual.

Digo “en teoría” porque finalmente todos quedamos enamorados de unos tiernos personajes que hasta el día de hoy, son recordados.

Se trató de los famosísimos Requetepatitas, entrañables ciempiés de peluche, que con su colorido aspecto, hizo que el más rudo de los niños sucumbiera a sus encantos y quisiera tenerlo entre sus juguetes favoritos.

afiche requetepatitas de soprole
Afiche de la promoción Requetepatitas de Agosto de 1988.

El que tenga patitas, que me siga …

La promoción nos presentaba el mundo de estos coloridos ciempiés, que podías canjear con la popular y difundida modalidad de juntar las tres partes de tu premio, vista años antes en la promoción de “Abre y Gana Millones con la Pantera Rosa” y en muchas otras.

Cada tapa, contenía al reverso una gráfica con los tres segmentos de tu Requetepatitas, dos de los cuales, se encontraba delineado con puntos, señalando los que te faltaban.

Además, en la parte superior de cada segmento, se indicaba el número de patitas que tendría el eventual premio a ganar. En este caso, los había de 4 (estilo prendedor), 6, 8, 10, 20, 40 y hasta 100 patitas; siendo este último, el más apetecido por todos y el más grande de su tipo.

Paralelamente, al reverso de las tapas (que en ese entonces eran de aluminio), podías encontrar Requetepantuflas y Requeteautoadhesivos, los que venían en tres modelos diferentes para armar un requetepatitas del largo que desearas.

Los segmentos eran el trasero, una parte intermedia y la cabeza. Lo entretenido era que al pegar muchas partes intermedias, junto a us respectiva cola y cabeza; podías armar un requetepatitas con el número de piernas a tu gusto.

El personaje representado en los autoadhesivos era de color rosado, igual al incluido en las tapas de los yogures que eran parte de la promoción.

El impresionante Requetepatitas de 100 piernas. Sin duda, el santo grial de los fanáticos de esta promoción.

A lots of leggggggs

Como muchos de los premios de las promociones de la década de los 80, estos se trataban de productos manufacturados en el extranjero, importados y rebrandeados con el nombre y/o productos al cual estarían relacionados.

Así lo vimos en años anteriores con La Pandilla de Savory o La Pandilla Bate Bate, situación que no sería diferente en el caso de los Requetepatitas, haciendo alusión a los productos de Soprole que sostenían la promcoión.

Los muñecos son parte de una línea de juguetes de la empresa Commomwealth Toys & Novelty, quienes los fabrican desde 1984 y reflotados en 1998. Éstos fueron distribuidos a nivel mundial, llegando incluso, a estar etiquetados por Hasbro en Estados Unidos.

Junto a sus numerosas patitas, cada oruga calzaba unos distintivas zapatillas, estilo Topper o Converse All Stars, lo que las caracterizaba, y de paso, las diferenciaba de una incontable cantidad de copias piratas que desbordaron el mercado nacional tras el éxito de la promoción.

Asimismo, en la zona trasera, poseen un logo plástico con la forma de una oruga verde. Las copias, en tanto, carecían de etiquetas y sus antenas eran por lo general de alambre recubierto de lana, las que terminaban desarmándose tarde o temprano.

Existen dos versiones ochenteras de estos juguetes. Las principales diferencias las encontramos en sus ojos, siendo los más cercanos a 1984, aquellos con una pupila rodeada por un halo rojo. Sus zapatillas, en tanto, no tienen la letra “L” en un costado.

Los posteriores a 1988, tienen sólo la pupila negra, y llevan la letra L a un lado de sus zapatillas.

Dependiendo del país en que se comercializaba, adquirieron diferentes nombres:

Estados Unidos e Inglaterra: Lots-a-Lots-a-Leggggggs (con 6 letras g)
Francia: Mille Pa-Pattttttes
Italia: Tante Tante Gambe
Grecia: Trexalitsa

Éxito, Boom Navideño y retorno

Como podrás suponer, la navidad de 1988 fue la de los Requetepatitas. Apenas finalizada en noviembre, y con muchos niños deseosos aún de tener su mascota multipies, el mercado criollo se vio literalmente bombardeado de copias de toda calidad de estas populares y coloridas orugas.

Personalmente, recuerdo haber recibido una de color azul y haberle regalado a una prima, de cuatro extremidades, con un clip para colgar en su ropa. La precaria calidad de su elaboración, hacía que tras un par de meses, comenzaran a deshilacharse, quedar tuertas o simplemente, volverse “pelechientas”.

Intuyo que por esta razón, y viendo el potencial de un producto que aún generaba arrastre, Soprole decidió contraatacar y relanzar la promoción en enero de 1989, y de paso, recapturar un mercado que estaba haciendo agua a manos de los piratas.

afiche de requetepatitas de soprole
Afiche del regreso de la promoción Requetepatitas en enero de 1989.

Con una modalidad de canje igual a la del año anterior, esta vez, en el afiche promocional leemos la leyenda “Vuelven” y en lugar de la imagen de la oruga rosada; vemos a un niño junto a una de los Requetepatitas de 100 piernas, en su versión anterior a 1988.

Además, y al estar en pleno verano, se sumaron las Requetepoleras, que mostraban la leyendas como “Requete Amigo” y “Requete Hola” junto a la ya tradicional oruga rosada.

Requetecomerciales

Y por supuesto, que la televisión no se quedaría ajena a esta promoción. Para quienes vimos la teleserie Semidiós de Canal 13, era pan de cada día presenciar el inolvidable spot publicitario, realizado con la técnica de stop motion, y en donde una simpática oruga celeste, nos invitaba a seguirlo “si teníamos patitas”.

En él, puedes ver a muchos niños simplemente jugando con una variedad infinita de peluches Requetepatitas, quienes para estos efectos, tienen movimiento propio, e incluso bailan al son de la recordada tonada “Requete patitas pata pata patiiiiitas”.

A continuación, te lo presento en mi canal secundario de YouTube, Fobos, al que aprovecho de invitarte para que te suscribas ;).

Posteriormente, y como una usanza tradicional de Soprole, se presentaba un comercial actualizado, en donde se daba cuenta de algunos ganadores, de paso, reactivando la promoción durante sus tres meses de duración.

Este segundo spot, puedes revisarlo a continuación, cortesía del canal Master Cleff de YouTube.

Requeteregreso

Por increíble que nos parezca, y tras la evidente desaparición de todo tipo de promociones tras la puesta en marcha de la ley de etiquetados de alimentos en 2016; asociados a productos altos en azúcar o grasas saturadas, ¡Requetepatitas está de vuelta en marzo de 2020!

Tras haber eliminado el sello de sus productos (debido al cambio de receta), Soprole tuvo luz verde para reiniciar el camino de las promociones que tantas alegrías nos dieron de niños, y para ello, no tuvo una mejor elección que estos adorables personajes.

Esta vez, el mecanismo de participación es diferente, ya que sólo se participa a través del ingreso de un código numerado en la web www.requetepatitas.cl, algo que escapa y carece de la magia de antaño, pero como versa el dicho popular, “peor es nada”.

Los modelos disponibles son los Requetepatitas de 8 , 20 y 100 patitas, los que igual a sus predecesores, son manufacturados por Commonwealth. Afortunadamente, mantienen muchos de los elementos de sus parientes, como la forma de la cabeza, las zapatillas y los coloridos calcetines.

En una era donde lo digital predomina, no se hizo esperar el respectivo comercial, que en honor a quienes tuvimos la suerte de vivir la promoción original, se presenta como un homenaje nostálgico a la generación que hoy bordea los 40 años.

A continuación lo puedes ver en el canal oficial de Soprole, y del que haremos algunos alcances:

Sin dejar de sentir una emoción tremenda al ver que un mundo de promociones es posible nuevamente, no podemos dejar, como buenos nostálgicos de hacer algunas acotaciones en la escena del cumpleaños. Para ello, te dejaré una captura a continuación:

Captura de pantalla del comercial Requetepatitas 2020.

En la escena que representa el cumpleaños, podemos notar los siguientes detalles:

  1. El grupo de niños en el cumpleaños ochentero, representan a los adultos a quienes se les pregunta si saben que vuelve la promoción, por lo que se asume, que han conocido la promo original. El detalle es que ésta tuvo lugar entre agosto y noviembre de 1988 y no en 1984 como muestra la recreación.
  2. La bebida Free no fue lanzada sino hasta 1986, cuando Pepsi abandonó el mercado (Y volvió en 1988).
  3. El formato de botella de 1 1/4 Litro no se estrenó sino hasta 1989. Hasta ese minuto, sólo predominaba el de litro (1984, según el registro de la cámara).
  4. Esa botella de Free corresponde a 1990, no a 1984.

Sin embargo, son detalles menores frente a lo que este requeteregreso podría significar.

¿Cuántos requetepatitas de los ochenta lograste tener? Ahora que han vuelto, ¿te dieron ganas de participar por uno?

¡Cuéntame tu experiencia y recuerdos en la caja de comentarios! 👇🏻

Opina con nosotros

Comentarios