fbpx

Revista Petete (1985-1988)

with Sin Comentarios
revistas petete chilenas

Hablar de Petete es sinónimo de enseñanza, aprendizaje y diversión. El personaje, creado por el ilustrador hispano-argentino Manuel García Ferré definitivamente marcó a toda una generación con sus revistas y cortos televisivos, donde a través de enseñanzas, buscaba competir con su directo rival: Topo Gigio.

Su origen trasandino, sin duda, definió el tipo de animal y lo lanzó a la fama por 1974; año en que se editan revistas y cortos televisivos en su país natal: Argentina.

Estos últimos duraban cerca de cinco minutos y en donde, a través de una conversación entre Petete, personificado por una marioneta plástica; interactuaba con la anfitriona del segmento, la modelo Gachi Ferrari; explicaban algún tema de interés para los niños.

A continuación, puedes ver uno de los cortos televisivos que, en donde si te fijas, Petete hablaba con una tendencia a rimar las palabras y con un sonsonete muy tiernucho.

Miniprograma “El Libro Gordo de Petete” emitido en varios países latinoamericanos.

Estos cortos, llamado El libro Gordo de Petete aludiendo a la revista, fueron transmitidos durante los ochentas por el canal UCV en el programa Pipiripao, como parte de su programación habitual en 1985. Sus contenidos, serían la génesis de lo que veríamos años más tarde en una revista que se quedaría para siempre en nuestros recuerdos.

La Revista Petete llega a Chile

Tras el éxito en Argentina, Petete se aboca a la conquista de latinoamérica. Sus cortos televisivos son pasados en todo el conosur, pero además, en septiembre de 1985 Chile sumaría un producto que aún es recordado por su gran valor educativo y cultural.

Comercial Revista Petete de marzo 1986.

Su revista, antes editada como “El Libro Gordo de Petete” ahora se llamaría simplemente Petete y vería la luz a mediados de ese año en nuestro país. La Editorial a cargo, sería la tradicional Lord Cochrane. que por esos años cosechaba prestigio con publicaciones como Mi Primer Diccionario y Mi Primera Biblia.

A continuación, te presento algunas de las portadas de las revistas que se editaron en Chile.

La revista, lanzada cada martes, era un balanceado mix entre contenidos educativos adaptado al público chileno de manera magistral, y variados contenidos de entretención como viñetas de historietas de divertidos persionajes como Pí-Pío, Calculín e Hijitus, todos provenientes del país trasandino.

Si bien, como te comentaba estas fueron publicadas entre 1985 y 1988 en Chile, tuvieron su base en las revistas editadas en España entre 1982 y 1985, y cuyas carátulas puedes revisar en ESTE ENLACE, y que son prácticamente las mismas que vimos por esta parte del planeta.

En europa se editaron 177 números. En tanto, en Chile sólo se llegaría a las 168 ediciones.

¿Qué cosas podíamos aprender con la Revista Petete?

Junto con darnos contenidos actualizados e ilustrados sobre distintas materias propias del programa escolar vigente por esos años; Petete además no ofrecía una serie de aprendizajes como idiomas (con la sección ¿Cómo se Dice?); algunas recetas de cocina prácticas para niños; y la carpeta escolar, o fichas recortables con distintos tópicos escolares.

Además, la sección Jardín Infantil, extendía su público objetivo a uno pre-escolar, con entretenidas actividades de manualidades y coordinación motriz.

Además, número a número se incorporaban otras secciones como Ecología, Aprendamos Jugando, o recortables para tus tareas escolares; entre otras que enriquecían de sobremanera la experiencia.

¡Pero eso no era todo!

Como lo sospechabas, un gancho fundamental de la revista eran las colecciones que semana a semana venía de regalo con ella. Todas de gran calidad y que aún existen en muchas de las bibliotecas de nuestras casas.

Algunas fueron:

  • Multisabetodo
  • La Sagrada Biblia
  • La Historia Universal
  • Minilibros (que se guardaban en una minicasa de cartón)
Comercial La Sagrada Biblia de Petete. Cortesía de Rebobinando el Pasado.

Revista Petete no sólo nos regalaba educación

Junto con estos valiosos regalos, la revista tambiñen sabía regalonearnos con otro tipo de obsequios, como las recordadas agendas de 1986 y 1988; pergaminos escolares, un minicuaderno Austral, un lápiz Kilométrico o las entretenidas lupas plásticas para poder observar e investigar el mundo por nuestra cuenta.

Sin duda, un valiosísimo aporte cultural que ya no se ve por estos días, y que junto con divertirnos, nos educaba.

Tal como rezaba su portada, sin duda La Revista más Completa y Útil para los Niños.

¿Qué reecuerdos tienes con esta gran y recordada revista?

Opina con nosotros

Comentarios