fbpx

Sigue la Huella del Africaricia
(Caricia, 1990)

with Sin Comentarios
Colección completa de Plastifieras Africaricia (1990)

El inicio de la década de los noventa fue un tórrido vendaval de promociones y productos de merchandising, que alegraron muchos momentos de nuestra niñez.

Tras la finalización del mundial de Italia 90 y la potente campaña realizada por Coca Cola para promocionar su álbum, el segundo semestre del año estaría cargadísimo de promociones muy recordadas, como la Saurus Colección, los Shake Shake de Postres Aurora, la Invasión de los Poox de Nestlé, y una que según recuerdo, ha sido de las poquísimas que la marca de jugos Caricia ha lanzado.

Se trata de “Sigue la Huella del Africaricia”, campaña lanzada hacia el último trimestre de 1990, para competir directamente contra los Yupiboys, obra de su principales rivales en el mercado: los jugos Yupi.

Si bien recuerdas, Caricia inició en 1985 una serie de comerciales en donde nos presentaba a una suerte de Indiana Jones bebiendo un vaso enorme de jugo Caricia “al seco”, en medio de una cantina atiborrada de peculiares personajes de aspecto mafioso.

Recordemos que el año anterior, Indy nos había vuelto a encantar con su cinta “Indiana jones y el Templo de la Perdición”, poniendo nuevamente en el tapete al personaje cuya primera aparición fuera en 1981 con “Los Cazadores del Arca Perdida”.

Comercial de Refrescos Caricia de 1985. Cortesía Canal de YouTube de BBDOChile.

Nuestro aventurero protagonista regresa cinco años después para presentarnos, esta vez junto a una compañera; su búsqueda del Africaricia. La imagen que vemos en el primero de los dos comerciales de esta promoción (más abajo en este artículo), emula los viajes en avión sobre un mapa del mentado Jones.

Fiel a su temática de exploraciones arqueológicas, se nos presenta una serie de figuritas plásticas, que representan a la feroces fieras que nuestro amigo arqueólogo – explorador, podría encarar en sus aventuras.

En tu búsqueda y según contaba la leyenda, podías canjear unas coloridas y fragantes figuras de animales salvajes plásticas, muy similares a los Garfield de Nestlé y a los Condoritos de Calaf; los que podías pegar en un vidrio con la ventosa que traían.

Era un total de ocho figuras, las que podías canjear en tres colores distintos: rosado, azul y amarillo. Las fragancias eran frutilla, coco y limón, respectivamente.

Los animales eran:

  • Tigre
  • León
  • Tucán
  • Oso
  • Canguro
  • Elefante
  • Cocodrilo
  • Mono

¿Cómo los canjeabas? Debías presentar diez sobres o cajas de postres vacías y $100 ($400 a febrero de 2019) en los puntos de canje adheridos. Si lo pensamos, era una cantidad nada despreciables de jugos por consumir.

Recuerdo que en el supermercado podías comprar un paquete de 20 jugos, los que traían una gráfica explicando la promoción, la que te dejo a continuación:

Impreso incluido en los paquetes de jugos Caricia que podías comprar en el supermercado. Si la memoria no me falla, venían 20 sobres de jugos en polvo.

Junto con las carismáticas figuras, el premio mayor de esta sencilla promoción eran las “Patillas Perdidas”, un par de pantuflas para levantarse con la forma de patas de animales. Como ves en la imagen anterior, el explorador las lleva en su forma de tigre.

Los modelos disponibles eran:

  • Tigre
  • Gorila
  • Yeti
  • Leopardo
  • Mono

¿Cómo se canjeaban? Debías recortar el cupón del blister de cada Plastifiera, juntar cuatro y sumarle $2.000 ($8.000 a febrero de 2019), para obtener tus flamantes Patatillas. Debo destacar que antes de esta promoción, este tipo de calzado no estaba disponible en supermercados como hoy en día.

Entre paréntesis … ¡corten!

Como señalé anteriormente, el comercial de esta promoción continúa la línea trazada en 1985, en donde el protagonista es un explorador caza tesoros, estilo Indiana Jones.

En el metraje, vemos cómo relata su travesía a través de distintos lugares hasta llegar al Africaricia. Esta parte es relatada a semejanza de las historias del personaje protagonizado por Harrison Ford, con un mapa de fondo mientras un avión se desplaza por él, trazando una línea punteada.

Al llegar al templo “Punto de Canje”, nuestros protagonistas ingresan a él para apreciar el tótem donde insertarán los sobres vacíos y el dinero para que éste les entregue una Plastifiera.

Acto seguido, la exploradora toma la figura (que para efectos del comercial viene abierta), y la huele, señalando tal característica del producto.

Inmediatamente, él hace mención de la leyenda y procede a insertar los cupones para hacerse de un par de Patatillas Perdidas. Al final del spot, podemos ver a ambos protagonistas descansando y bebiendo jugos Caricia, mientras usan unas patillas de tigre y leopardo. Luego, él se vira hacia la cámara y deice “Entre paréntesis … ¡corten!”

Cabe destacar que este comercial tiene dos versiones, la original y una corta, en la que se omite la introducción del mapa y se agrega la imagen con todas las Plastifieras sobre un mapa de exploración y un látigo estilo Indiana Jones.

Imagen agregada en la versión corta del comercial. Se aprecian las ocho Plastifieras sobre el mapa de exploración.

Primer comercial (extendido), donde se nos presentaba la promoción. Cortesía del Canal AQB.

Segunda versión del comercial, en donde se omite la introducción y se suma la imagen de todas las Plastifieras. Cortesía del Canal de Rodrigo Rojas.

Una promoción simple y sin mayores pretensiones. Creo que esta debe ser la única de Caricia durante esta década. No recuerdo otra que haya lanzado esta filial de Carozzi.

¿Cuántas Plastifieras pudiste juntar? ¿Alguna vez pudiste obtener las preciadas Patillas Perdidas? Déjame tu comentario.

Opina con nosotros

Comentarios