fbpx

Los SuperAutos (Copec, 1989)

with Sin Comentarios
colección autos copec

Durante los ochenta y noventa, la petrolera nacional Copec era bastante más entretenida que por estos días. Más que darnos promociones de paraguas, copas o quitasoles para la playa; nos entregaron muchas otras conectadas con una audiencia más infantil. Evidentemente, dirigidas a los hijos de quienes cargaban sus autos de bencina en sus estaciones.

Algunos ejemplos son la saga de “La Gran Recompensa Copec” (1986) y “La Gran Captura Copec” (1987), el “Tesoro Copec”, y por supuesto, la que nos convoca hoy: Los Superautos Copec (1989).

Se trataba de una excelente colección de 24 autos diecast  (20 a escala 1:60 y 4 a escala 1:24) de la marca francesa Majorette, específicamente, correspondiente a su Serie 200. Cada auto venía en una caja de cartón brandeada con las gráficas de la promoción. Al reverso, contenía la lista de los 20 autos junto a los cuatro modelos a escala 1:24 que podías canjear con cupones entregados por cargar bencina, más una suma de dinero.

Irónicamente, en los ochenta mi familia nunca tuvo auto, pero mi viejo se las arregló con sus colegas para que le regalaran los cupones que te permitían canjearlos en las estaciones bencineras Copec. Con dos cupones + $195  ($1.150 a marzo de 2018).

Verlo llegar cada tarde con uno de estos autos, era verdaderamente un regalo. Eran tan bacanes, que simplemente los conservé intactos en sus cajas, hasta que hace un par de años, decidí venderlos.

La lista completa de los autos es la siguiente:

  1. Renault Super 5 GT Turbo
  2. Porsche 911 Turbo
  3. Peugeot 205 CTI Convertible
  4. Ferrari GTO
  5. Nissan 300 ZX Turbo
  6. Ford Thunderbird
  7. Peugeot 405 MI 16
  8. Citroën BX 4 TC
  9. Mustang GT Convertible
  10. BMW 325i
  11. Volvo 760 GLE
  12. Mercedes 190 E
  13. Volkswagen Golf GT MK II
  14. Lamborghini Countach
  15. Toyota Celica 2.0 GT
  16. Mazda RX7
  17. Alfa Romeo 75
  18. Toyota 4WD
  19. Ferrari F40
  20. F1 Ferrari

Tenerlos todos fue un muy buen recuerdo de mi infancia, pues como todo niño, tuve una infinidad de autos, pero estos ya los adquirí más grande y los supe cuidar (cosa que uno no hace cuando más chico), sobreviviendo en las condiciones que los ves en las fotos hasta el día de hoy.

Si eras un niño normal (no extremadamente cuidadoso como yo), adicionalmente podías canjear un maletín plástico para poder poner tus autos y llevarlos a cualquier parte, meterlos en la tierra y darles una buena vida. La fórmula era la misma: tres cupones + la módica suma de $1.950 ($11.500 a marzo de 2018).

colección autos copec
Colección personal vendida hace algunos años.

Imágenes de la maleta, cuyas bandejas tenían dos niveles de profundidad; y que podías canjear con tres cupones + $1.950 en 1989. Fotos tomas del Flickr de RiveraNotario.

En tanto, los autos grandes, esos que venían en una caja acrílica y atornillados a una base plástica, ideal para lucirlos en una vitrina; los podías obtener con tres cupones + $1.690 ($9.900 a marzo de 2018).

cupón autos copec
Anverso y reverso del cupón con que podías canjear los autos Copec.

Recuerdo que mi amigo Óscar y su hermano Fernando canjearon el Lamborghini Countach, modelo fetiche para todos aquellos que alguna vez vimos la película “Los Locos del Cannonball” (1981), emitida innumerables veces por Televisión Nacional de Chile.

Era un auto a escala precioso, con puertas que se abrían hacia arriba e incluso, su manubrio funcionaba. Algo que jamás habíamos visto hasta ese entonces.

Los cuatro autos a escala 1:24 eran:

  1. Bugatti 55 De La Chapelle
  2. Porsche 944 Turbo
  3. Lamborghini Countach
  4. Peugeot 405 Turbo 16

Estos autos, pese a ser muy fáciles de encontrar en condición “loose” o sin caja, son muy buscados con el brandeado que la firma chilena le puso a sus envases. Creo que no hay niño de esa época que no se acuerde de esta colección y su comercial (dicho sea de paso, te presento a continuación):

Video del usuario de YouTube SkyVerde.

Esta promoción fue lo que suelo llamar un “golazo” de Copec, y muchos coleccionistas de hoy (que en esa época ni siquiera teníamos auto de verdad), buscan completar ese sueño de la infancia que no pudieron por esa limitante insalvable que era poseer un vehículo motorizado.

Si bien algunas triquiñuelas como la de mi viejo me permitieron acceder a ésta, quizás muchos otros niños encontraron alguna forma de hacerse de uno de estos autitos, que quedaron en nuestras memorias infantiles.

Segunda patita de los Autos Copec

Como muchas de las promociones que he reseñado en esta web, los Superautos de Copec fue extendida hasta el verano de 1990, momento en que se sumaron cuatro nuevos vehículos, pero esta vez, modelos exclusivos para “niñitas”.

Se trataba de cuatro autos existentes en la Serie 200 de Majorette, aparecidos el año 1990, con diseños y colores propios de la época, como tonos fluorescentes y gráficas con corazones y labios con rouge.

Volkswagen Golf GT, pintado para niñas.

Las cajas en las que venían, eran las mismas que las de sus pares “masculinos”, pero con la diferencia que la etiqueta superior en lugar de indicar el modelo del auto, sólo decía “Niñitas”.

De estos, tuve tres de cuatro. Estos fueron:

  1. Renault Super 5 GT Turbo
  2. Volkswagen Golf GT MK II
  3. Peugeot 205 CTI Convertible
  4. Morgan Plus 8

Curiosidades:

  • Al reverso de la caja de los autos, el Mazda RX7 se promocionaba de color blanco y brandeado por Mobil 1. Al canjearlo, podías notar que correspondía al modelo celeste con el nro. 21 y el logotipo Mazda en el capó. Quizás Copec no quiso “privilegiar” a algunos de las marcas de sus insumos.
  • Los autos Copec correspondientes a la serie de niñas, no tenían el modelo de auto individualizado en la caja. Sólo se ocupó una etiqueta genérica que decía “Niñitas”.
  • El Lamborghini Countach es el único que está en las dos series de autos: 1:60 y 1:24. Ambos son rojos.
  • Pese a que muchos de estos autos son anteriores a 1989 en su fabricación, Copec importó los correspondientes a la edición 1989 para esta promoción. De ahí que en la Serie 200 de Majorette pueden ser encontrados en otros colores.
  • En muchas ocasiones, los bomberos de las bencineras no te pedían los cupones para canjear un auto. Simplemente se los “comprabas” de manera directa.

Opina con nosotros

Comentarios