fbpx

Un vistazo a la historia: El primer Farso

with Sin Comentarios
Portada de la primera edición del Farso, fechada el 31 de octubre de 1989.

 

Generalmente, las grandes ideas nacen por accidente o son producto de un momento de ocio que finalmente se transforma en algo productivo y de alcance inimaginable.

 

Quizás la idea de montar un diario, o mejor dicho, pasquín de barrio no creo que sea muy original. Sin embargo, que éste sea hecho por dos niños de 10 años y que además sea leído por gran parte de los vecinos, es otra historia.

 

Un 31 de octubre de 1989, Checoso (Rodrigo Riquelme) y yo, nos sentamos en el living de mi casa y tras haber jugado una pichanga (partido de fútbol callejero), se nos ocurrió la idea de hacer un diario con un recuento de cada encuentro deportivo de la calle (los que eran muuuuchos).

 

Comenzamos definiendo un nombre: “El Farzante” nos pareció adecuado, quizás inspirado en el pollo del mismo nombre de las historietas de Condorito. Al pintar las letras, Checoso cometió un error al poner “S” en lugar de “Z”. Había nacido “El Farso”.

 

Sin duda, las primeras ediciones fueron muy humildes, con noticias y espacios casi de relleno, en donde se incluía opiniones de políticos de moda (estábamos pasando de la dictadura a la democracia); personajes de televisión igualmente conocidos, entre otros.

 

Posteriormente, los temas respondían exclusivamente a hechos ocurridos en la calle Julio Verne del Cerro Barón o sus cercanías. Mi deber en ese entonces,era plasmarlas en el papel de una manera lúdica y entretenida.

 

Hoy les presento en exclusiva la primera edición de “El Farso”, fechada el 31 de octubre de 1989 (22 años atrás) y en donde se puede observar la precariedad de estas primeras incursiones en lo que posteriomente sería mi profesión, el periodismo.

 

Disfrútenla y entiéndanla tal y cual fue concebida: en un contexto infantil e inocente a los hechos políticos que cambiaban el Chile de aquel entonces.

 

Hasta la próxima.

 

Alexis (frognum)

 

Claves para entender su lectura:

Debido a la fiebre mundialera (se jugaban las clasificatorias de Italia 90), cada uno de los chicos de la calle tenía su alter ego en la selección chilena. El detalle de los nombres era:

 

Raúl Ormeño: Oscar Reyes
Hugo González: Paola Reyes
Patricio Reyes: Fernando Reyes
Alejandro Hisis: Alexis Zamorano
Jaime “Pillo” Vera: Rodrigo Riquelme
Fernando Astengo: Paola Zamorano

 

  1. Entiéndase por “San Carlos de Apoquindo” la cancha utilizada entre calle Chaigneaux y la curva de Julio Verne a la altura de la casa de los Reyes (631).
  2. Entiéndase por “Maracaná” la cancha apostada en calle Castro entre calle Páez y el pasaje “Colga”.
  3. “Quedar Snolke”: Quedar atónito, completamente asombrado.

 

Opina con nosotros

Comentarios