fbpx

Viva el Colegiogurt de Niñogurt
(Nestlé, 1989)

with Sin Comentarios
Estuche que se agregó durante la extensión de la promoción.

Regreso a clases. Compra de útiles escolares. Procesos muy tediosos y casi traumáticos para la mayoría de los niños que amábamos nuestras preciadas vacaciones. Por cierto, éstas se extendían desde inicios de diciembre hasta mitad de marzo, en la mayoría de los casos. ¡Soñado!

Ya cuando las camisas nuevas, pantalones con su línea bien marcada y todos nuestros útiles escolares nos daban ese inconfundible aroma a sala de clases; nuestras queridas marcas de siempre nos sorprenderían con alguna promoción que amenizara esos grises marzos .

Niñogurt, la marca de yogures que Nestlé estrenó en 1987 y cuyo público objetivo eran sólo los infantes, nos ofrecería la recordada promoción Viva el Colegiogurt de Niñogurt, protagonizada por cuatro personajes más su mascota.

Éstos tenían una apariencia pixelada, y sin proponérselo, serían una especie de abuelos del pixelart, muy extendido por estos días.

Como lo fueron muchas de las promociones vinculadas al colegio, su principal objeto era el de proveernos de útiles escolares entretenidos y que escaparan al estándar apagado de fines de los ochenta (quién no recuerda las reglas verdes translúcidas Neolite).

                 
                                     

Con tres tapitas de Niñogurt (yogur batido o líquido) marcada con la frase “Set Escolar” + $50 pesos ($300 a noviembre de 2019), podías canjear un blíster con un set de útiles escolares, que incluían una regla (con espacios para marcar letras o números), y otro distinto en cada set.

Había cuatro disponibles, correspondiendo cada regla a un segmento del abecedario y la cuarta, a los números del 0 al 9. Los útiles que acompañaban a cada uno eran:

  • Goma de borrar
  • Par de clips
  • Libreta de notas
  • Sacapuntas

Cada una de las reglas era de un color distinto, teniendo en su extremo izquierdo un adhesivo redondo con la imagen de uno de los personajes. Cada una medía 15 cms.

Regla de la promoción de mi colección personal. Va desde la letra J a la Q e incluye la virgulilla.

Actualmente, poseo una de las reglas que logré canjear en 5o. Básico, la que logró sobrevivir sin su autoadhesivo. La goma de borrar, sin embargo, fue usada hasta simplemente, desaparecer.

                 
                                     

Éxito y extensión de la promoción

Como muchas de las promociones de nuestra infancia, el éxito de la misma permitió que como añadido especial se incluyera un estuche para guardar tus flamantes útiles escolares. Éste sería anunciado es una segunda versión del comercial, emitido entre febrero y mayo de 1989.

Puedes ver el estuche en la foto que inicia esta nota, y que logré conseguir hace algunos años. Éste posee un velcro que permite cerrarlo. Dentro hay espacio para las cuatro reglas, la goma de borrar y los clips.

Regla dentro del estuche. Se aprecian los espacio para la goma, el sacapuntas y los clips.
Reverso del estuche. La imagen es la misma de las tapas marcadas.

Comercial

El comercial de la promoción, nos muestra a un típico niño escolar en cuya mochila está atrapado el personaje principal de la promoción (el de jockey con la bolsa de canicas), quién presiona al niño para dejarlo salir.

Suena el timbre del recreo, colaciones afuera y todos en la sala de clases quedan felices con sus nuevos útiles escolares. Maravillas de nuestro tiempo.

A continuación, te dejo el metraje del primer spot. Estoy en la búsqueda del que señala la incorporación del estuche.

¿Lograste coleccionar estos entretenidos sets escolares? ¿Alguna vez conociste el nombre de los pixelados personajes?

Opina con nosotros

Comentarios